jueves, 31 de marzo de 2011

Guerrea


¿Sabes lo que significa guerrear?

Guerrear es pararte firme sobre las promesas de Dios, déclararlas por fe con tu boca y creerlas con tu corazón. Guerrear es tomar toda la armadura que es dada por Dios como herramienta para batallar no solo para cubrirte de los ataques sino para defenderte. Guerrear no consiste en huir, guerrerar consiste en saber bien quien es tu enemigo y hacerle frente en el nombre de Jesús.

¡El enemigo te quiere zarandear es hora de que te pares firme mires quien eres delante de Dios reconozcas que tienes autoridad sobre el y zarandealo tú con la palabra de Dios que es promesa fiel y sostén firme para tu vida!

"Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces y diga el débil: "¡Fuerte soy!"
-Joel 3:10

Cuando nos cuesta cambiar de rumbo

Es natural sentir dolor cuando el rumbo de nuestra vida toma otro giro inesperado. Dios nos da muchas señales para reconocer cuando es hora de cambiar de camino o de ruta y muchas veces cerramos los oídos del alma para no escuchar esas advertencias porque sabemos que cambiar de camino requiere de valor y nos causaría dolor, pero ¿sabes qué?, muchos de esos cambios de ruta nos conducen a algo mucho mejor que si nos estancaramos en la ruta en que nos obsesionamos por recorrer. Es mejor dejar que Dios nos guíe aunque no sea lo que tenemos planeado en mente hacer ya que Dios sabe lo que nos conviene mejor que nadie para que seamos felices. No pienses en lo que se queda atrás porque entonces te convertirías en estatua de sal, piensa en lo que viene, descansa en las promesas de Dios, confía en El, ora y pide con fe, no será en tú tiempo pero será en el tiempo perfecto de Dios en el que recibirás lo que verdaderamente necesitas para ser feliz. Mientras tanto proyéctate hacia el futuro y no pienses más en el pasado. Tú futuro te espera, una nueva ruta llena de oportunidades y nuevas vivencias te espera. Ten valor de decir: NO ME RESISTO AL CAMBIO, DIOS ESTA CAMBIANDO MI RUTA Y ESTE CAMINO SERA UNO LLENO DE BENDICIONES PORQUE DIOS NO HACE NADA QUE SEA PARA MI MAL AUN EN LOS MOMENTOS QUE ASI LO PIENSES... 


Anímate y cree con Fe...  Hoy sientes incertidumbre y tal vez dolor por dejar atrás un camino pero si con Fe te encaminas hacia la ruta que desea para tí nuestro Dios verás bendiciones en el tiempo perfecto de El. ¡Nunca te subestimes porque subestimarías a Dios y tú eres su más hermosa obra!

¿Condenando imitamos a Jesús?

Son muchos los que se levantan, juzgan y señalan, menosprecian a otros hermanos y los condenan como impíos pero Dios nos a dado la Biblia, SU PALABRA, no la del hombre para que entendamos la mentalidad de Su hijo Jesucristo y es por medio del Espíritu Santo que estamos en constante comunión con El para que nos de el discernimiento adecuado y distinguir una doctrina de hombre versus el verdadero evangelio de Jesucristo. El mismo Jesús nos dió cátedra de como debemos comportarnos, El no nos envió a enjuiciar al prójimo, El nos dió como mandato amar a Dios sobre todas las cosas y amar al prójimo como a nosotros mismos.

No es de hermanos condenar, enjuiciar, rechazar, burlarse, humillar, discriminar con la mera excusa de que están "contendiendo ardientemente" para defender la Palabra de Dios, es que la Palabra de Dios claramente nos exhorta a ser imitadores de Jesús, y en ningún versículo de la Biblia se expresa a Jesús contendiendo por la manera que vestían las personas. Entiendo, que uno como cristiano y por el amor que le profeza a Dios debe vivir una vida de santidad pero la santidad no va colgada en unos aretes, en el maquillaje o en una falda. Dios condenaba la vanidad, el vanagloreo, la soberbia, la codicia eso era lo que Dios condenaba y condena aún como pecado.

El hecho de que alguien vista diferente no significa que no sea santo, OJO hermanos con cuestionar la santidad de otros siervos, sin saber que en la medida que sean juzgados serán juzgados también pero por Dios. Entonces, ¿nos creemos dioses para enjuiciar al prójimo? ¿nos creemos perfectos para pasar juicio en base a doctrinas de hombre que no son avaladas por Dios? ¿acaso olvidan que los momentos en que más se encendió el carácter de Jesús fue en contra de los fariseos, a quienes llamó: SEPULCROS BLANQUEADOS... Esa palabra es sólida y fuerte y nos indica que Jesús no toleraba los rituales porque eran ellos por costumbre o doctrina o ley de Moisés muy "religiosos" o "santos" y tenían a Jesús de frente pero como su corazón estaba tan y tan lleno de odio, rencor y discrimen ni tan siquiera lo reconocieron porque Jesús no vino en la forma que ellos lo esperaban como un Rey lleno de esplendor y ropajes resplandecientes. El vino en la forma de un humilde hombre y carpintero pero que con Su carácter dócil, Su sabiduría de lo Alto y Su gallardía de irse por encima de las leyes o doctrinas hacía milagros y era perseguido por aquellos que preferían la doctrina y la ley antes de reconocer la verdad de Jesús.

Hasta el sol de hoy, hay muchos que siguen ciegos por doctrinas extremistas y que conste, YO VIVO UNA VIDA DE SANTIDAD GUARDADA PARA MI DIOS y que nadie, se equivoque sobre este tema que expongo, porque aquí no se premia el pecado, ni se insta a pecar, aquí se aclara que la "doctrina" de hombre no puede ir por encima de la Palabra de Dios y que la Biblia se lee y se lleva tal y cual es. Por mi apariencia no voy al infierno,¿o es que acaso no se han dado cuenta?: ¿cómo es posible que Dios haya prohibido algo que para esos tiempos no era creado? Y hablo de los pantalones en las mujeres que muchas doctrinas prohiben...O es que no se han fijado que en la historia para esos tiempos los hombres usaban telas que amarraban con un cinturón, no usaban pantalones, sino una tela casi al estilo de una batola o túnica. También usaban barba, ¿cómo es posible que me vengan a decir, que no se puede utilizar barba en el hombre o pantalón en la mujer porque es pecado o abominación?. Si vamos al contexto real bíblico Dios se refiere cuando habla de que un hombre no vista de mujer y una mujer de hombre a la sexualidad, al pecado de intercambiar papeles. En ningún mandato de Dios establece que constituye pecado portar barba o que constituye pecado una mujer que use pantalón. Creo que es hora de que la verdad salga a la luz y sin temor. Y la verdad es que SOLO DIOS LOS HARA LIBRES y si siguen amarrados a las leyes y doctrinas vivirán siempre condenados no por Dios que los liberta y ama sino por ustedes mismos.

A Dios se le sirve porque se le ama no por temor a castigos o por sanciones infundadas por concilios o doctrinas.Ojo hermanos, seamos santos por dentro y por fuera, pero recordando que la santidad se lleva en el alma y llevando el verdadero evangelio de Dios que nos habla del amor de Dios por el mundo, de como debemos imitar a Jesús en carácter. El evangelio de Dios, la palabra de Dios se concentra más en el plan de salvación, en el amor de Dios por nosotros, que en la condenación y el juicio. ¿Acaso olvidamos lo que hizo Jesús por aquella mujer adúltera? Todos querían apedrearla según le indicaba era su dogma, doctrina o ley, la cual decía que una mujer que fuera adúltera merecía que se le matara al apedrearla continuamente; y Jesús escribiendo algo en la tierra apaciblemente les dijo: ''el que este libre de pecado que tire la primera piedra". Ni uno pudo apedrear a esta mujer, todos uno a uno fueron soltando las piedras. Hasta que no había nadie condenándola. Incorporándose Jesús, le dijo: "Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?" Ella respondió: "Nadie, Señor". Jesús le dijo: "Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más". -Juan 8:1-11.

No podemos vivir una vida cristiana haciendo obras por temor al castigo o siguiendo meramente dogmas o doctrinas por temor a un Dios "castigador". Dios es amor en esencia, debemos amarlo meramente porque es DIOS, no por temor a un castigo infernal. Amemos a Dios sobre todas las cosas porque El nos amo a nosotros primeros, amemos al prójimo como a nosotros mismos porque Jesús a través de toda la Biblia nos daba ese ejemplo. Hermanos, seamos más como Jesús, quien basó su caminar en este mundo en el amor al prójimo. El nos invita a través de todas las escrituras que seamos como El. NO seamos enjuiciadores o rechacemos al prójimo por su condición o su manera de vestir o ser porque en la palabra de Dios dice:
"No juzguéis, y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados.Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo;porque con la medida que medís, os volverán a medir."-Lucas 6:37-38. Dios aborrece el pecado o la conducta pecaminosa pero nos ama a TODOS y desea que todos como buenos hermanos vayamos a propagar el verdadero evangelio, uno basado en el amor de Jesús y en la exhortación de hacer el bien por amor al que nos amo primero.

*** Con amor los exhorto a reevaluarse ustedes mismos y a leer la Palabra completa y con el discernimiento del Espíritu Santo. Y a esto los exhorto, el hermano que rechaza a un alma por su vestimenta realmente NO ESTA ACTUANDO COMO UN HIJO DE DIOS porque ni siquiera Jesús, aún muriendo en la cruz enjuicio al ladrón que tenía a Su lado sino que lo perdonó. SEAMOS IMITADORES DE JESUS Y NO SIGAMOS VIVIENDO UNA VIDA DE CONTIENDA, MIENTRAS PIERDEN SU TIEMPO HABLANDO DE VESTIMENTAS O CODIGOS DE DOCTRINA DE HOMBRE HAY ALMAS QUE VERDADERAMENTE SE PIERDEN DE LA BENDICION DE CONOCER A UN DIOS VIVO Y DE AMOR. ¡DIOS LES BENDIGA!

***NO HE DE COMENTAR MAS SOBRE ESTE TEMA EN ESTA NOTA PORQUE YA EXPUSE MI PUNTO, QUE DIOS AÑADA SABIDURIA DE LO ALTO A TODOS LOS QUE LEEN Y DISCERNIMIENTO***

*** Juan 8:1-11 (Reina-Valera 1995) ***

Juan 8
Tabla - Los Yo Soy de la Biblia
1 [a] pero Jesús se fue al Monte de los Olivos.
2 Por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentándose, les enseñaba.

3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio,

4 le dijeron:

--Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio,

5 y en la Ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres.[b] Tú, pues, ¿qué dices?

6 Esto decían probándolo, para tener de qué acusarlo.[c] Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo.

7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo:

--El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.[d]

8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.

9 Pero ellos, al oir esto, acusados por su conciencia, fueron saliendo uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los más jóvenes; solo quedaron Jesús y la mujer que estaba en medio.

10 Enderezándose Jesús y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo:

--Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

11 Ella dijo:

--Ninguno, Señor.

Entonces Jesús le dijo:

--Ni yo te condeno; vete y no peques más.[e]

Notas al pie:
a.Juan 8:1 Este texto no aparece en la mayoría de los manuscritos; otros lo incorporan en lugar diferente. El relato parece haber sido una historia conservada primero en forma independiente y luego incluida aquí. La narración interrumpida en 7.52 continúa en 8.12.
b.Juan 8:5 Lv 20.10; Dt 22.22-24.
c.Juan 8:6 Cf. Mt 22.15-22 y paralelos. Si Jesús se pronunciaba en favor de la mujer, podrían acusarlo de no tomar en serio la Ley mosaica; si se declaraba en favor de la pena de muerte, entraría en conflicto con las autoridades romanas (cf. Jn 18.31).
d.Juan 8:7 Cf. Dt 17.7.
e.Juan 8:11 Cf. Jn 3.17; 12.47.

Murmuramos, enjuiciamos, condenamos y dividimos un Pueblo: ¿Para eso fuimos llamados?




He notado que en el pueblo de Dios, se ha colado una práctica que esta dividiendo a las iglesias. Esta práctica hace daño tanto a la iglesia como a los inconversos. Estamos hablando de las murmuraciones, de los señalamientos desde el púlpito, de la condenación entre hermanos y del enjuiciamiento dentro y fuera de la misma iglesia. Hermanos, esto se ha convertido en la estrategia preferida del enemigo para dividir al pueblo de Dios. Y cuan bien, le hemos dado cabida a esto en muchas iglesias. Ya prácticamente se ha convertido en dóctrina enseñada y justificada por diversos sectores. Tengo que con mucha pena tocar este tema que es de suma importancia para el pueblo de Dios.

Debemos empezar por conocer para que somos llamados; pues sepan que Dios nos ha llamado no a ser "jueces" sino a ser los que prediquemos Su palabra, a ser los que llevemos Su palabra a las naciones. "Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones..." - San Mateo 28:19  Cuando utilizamos nuestro llamado de predicar a las naciones o sea, a todo el que encontremos de frente para lastimosamente enjuiciar a la persona; en vez de hablarles del plan de salvación, del amor de Dios, del perdón, de la misericordia de Dios y de como por amor a El debemos obedecerle y comenzamos a mandar a esa persona directamente al infierno, sepa que estamos condenando a ese ser y nos estamos nosotros mismos nombrándonos como jueces. Si vamos a la palabra de Dios, encontramos diversos textos que nos hablan de la delicada posición en que se coloca quien juzga.

Veamos lo que dice Santiago 4:11-12 -"Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura de su hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez. Uno sólo es el dador de la ley, que puede salvar o perder; pero ¿tú quién eres para que juzgues a otro?
Palabra poderosa es esta, si analizamos el contenido de este texto vemos como se nos exhorta a primero no murmurar de otros. ¿Y que es murmurar? Más bien murmurar es cualquier comentario despectivo, acusatorio o con mátices de rumor que comentemos de otra persona a terceros. Segundo, nos dice y advierte que el que murmura de su hermano o juzga a su hermano lo hace en contra de la ley. O sea, nos está diciendo claramente que no debemos ni murmurar, ni enjuiciar a nadie. ¿Y por qué no podemos pasar juicio sobre alguien? Pues en ese mismo texto se nos específica que UNO sólo es el dador de la ley, en otras palabras UNO sólo es quien da la ley y quien puede JUZGAR y ese es DIOS. Entonces, vemos en la palabra que nos pregunta claramente: ¿quién eres para que juzgues a otro?. Esta pregunta es directa a todos nosotros, ¿quiénes somos para juzgar a otros o es que acaso somos los hacedores de las leyes y tenemos ese título de poder enjuiciar y condenar al prójimo?

Antes de que me contesten esa pregunta tengo otra palabra de Dios que nos arroja luz para que puedan reflexionar en su respuesta y es esta: "¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y gentiles, que todos están bajo pecado. Como está escrito: No hay justo, ni aún uno..." - Romanos 9:10  Ciertamente este texto sacado de una de las epístolas de Pablo que dirije a los cristianos que vivían en la capital del imperio de Roma, nos expresa una verdad contundente y es que ninguno bajo esta Tierra es perfectamente justo por lo que en la carencia de esa justicia perfecta, no está en la posición de ser juez. Nuestra naturaleza humana es la de seres pecadores, por ende, ya que todos somos pecadores no hay uno que pueda servir de juez entre medio de nosotros. "Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, siendo JUSTIFICADOS gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús..." -Romanos 3:23-24  Realmente, todos somos pecadores y nadie es llamado a ser JUEZ, solo uno es Juez y nos justifica por medio de Su gracia  y esto es un regalo que no merecemos pero que nos es dado por Su misericordia cuando creemos por fe en el sacrificio que hizo por nosotros enviando a Su único Hijo para que derramara Su sangre y nos diera ese regalo de salvación. El nos limpia de todos nuestros pecados y nos hace nuevos, nos liberta, nos sana el alma y desea que nosotros compartamos esa bendición de darle las buenas nuevas a todas las naciones predicando ese evangelio de salvación no de condenación. Enjuiciar no es nuestro llamado. Somos llamados a edificar y a levantar al caído no a hundirlo más. No es que le pasemos la mano al pecado es que con amor exhortemos al pecador para que se de cuenta de la ruta errónea que recorre y le demos la alternativa del plan de salvación.

Amor, compasión, misericordia, perdón y empatía son palabras difíciles de digerir para aquellos que se autodenominan con la potestad de ser los "enjuiciadores" dentro de las iglesias. Precisamente, Jesús nuestro Dios en esencia es la definición perfecta de lo que es amor y debemos imitarle en todo. ¿Acaso El nos ha llamado a lanzar piedras acusatorias sobre el techo de nuestro hermano? ¿Qué nos diría Jesús si fueramos nosotros los que llevaramos dónde El una queja o rumor de nuestro hermano? ¿Qué haría Jesús si con nuestras piedras de "enjuiciamiento" queremos azotar a otros? ¿Acaso no nos diría como le dijo a aquellos que deseaban apedrear a aquella mujer adúltera? ¿Recuerdan Sus palabras? Creo que hay muchos que han de tirar sus piedras al suelo en esta hora.

Caminando hacia la felicidad


A veces, caminamos hacia un punto fijo pero nos sentimos nómadas de este Mundo. Caminamos y caminamos y no vemos los detalles simples que nos rodean. Estamos en un Mundo repleto de personas y seres que sienten y padecen, que son poseedores de sentimientos, preocupaciones y necesidades. Caminamos y a veces no sabemos ni porqué... Caminamos sin saber nuestro propósito. Olvidamos que el eje central de nuestras vidas no somos nosotros mismos aunque así lo pensemos. Nos enfocamos en nuestras carencias no en nuestras virtudes, ni en nuestros dones, ni mucho menos del regalo que es simplemente vivir. Muchas veces nos preguntamos: ¿Algún día encontraré la verdadera felicidad? Buscamos esa felicidad con desespero pero nuestra alma insaciable se topa con las tristezas, sin sabores y dilemas de la vida y perdemos la fe en nosotros mismos y en el Mundo. Pero la verdadera felicidad existe, aunque caminemos y caminemos y creamos que nunca la encontraremos. La verdadera felicidad no es un tesoro escóndido, no necesitamos un mapa para encontrarla. Nuestra felicidad está aquí presente, esperando porque tú tomes el paso de alcanzarla. Está delante tuyo esperando que la reconozcas. La verdadera felicidad proviene de quien la creó, El mismo que creó todo El Universo, El mismo que te creó a tí, El mismo que se alegró y se contentó con Su obra Maestra que eres: TU... El mismo que te dice que tú vida tiene un propósito: ese es DIOS. 


Hoy la felicidad verdadera toca a tú puerta, ¿dejarás pasar la oportunidad?

"Dichosos los que reconocen su necesidad espiritual, pues el reino de Dios les pertenece." 

-San Mateo Capítulo 5 Versículo 3

"Cristo es la imagen visible de Dios, que es invisible; es su Hijo, primero, anterior a todo lo creado. Por medio de El, Dios creó todo lo que hay en el cielo y en la tierra, visible e invisible, así como los seres espirituales que tienen dominio, autoridad y poder. Todo fue creado por medio de El y para El."

-Colosenses Capítulo 1 Versículos 15-16

Jesús no solo vale la pena sino que vale nuestra vida



En muchas ocasiones nos cuesta caminar, nos cuesta seguir porque vemos que nuestra vida está repleta de sin sabores y de situaciones difíciles; y pensamos: "¿valdrá la pena seguir en este caminar?" Y es que nos sentimos abatidos y sin fuerzas cuando vemos que nuestro caminar se torna cada día más difícil. Y sentimos que tal vez todos nuestros esfuerzos por agradar y hacer la voluntad de Dios no han valido la pena, pues hay quienes nos critican, quienes nos rechazan, quienes nos señalan, quienes piensan que perdemos nuestro tiempo y vida haciendo el bien o caminando en el Evangelio. Hay muchas personas que hoy piensan que ya nada vale la pena porque ya lo han intentado todo y se sienten igual de tristes o de rechazados. Amigos y hermanos, yo les tengo una pregunta para todos ustedes: ¿qué hubiese sido de tí y de mi si Jesús hubiese dicho o pensado todo lo que hago no vale la pena? ¿qué hubiese pasado si El hubiese dicho me rindo pues estas personas no entienden, me rechazan, me gritan, me blasfeman, me hieren, me maltratan, me juzgan, me condenan, NO ME AMAN? ¿qué hubiese sido de nosotros si Jesús hubiese dicho: NO VALE LA PENA, NO VALE LA PENA MI ESFUERZO, NO VALE LA PENA PERDONAR, NO VALE LA PENA SER BUENO, NO VALE LA PENA INTENTAR, NO VALE LA PENA SEGUIR?" SI JESUS HUBIESE DICHO O PENSADO ESTO, TU Y YO HOY DIA NO TUVIESEMOS LA FORTUNA DE SER SALVOS POR SU GRACIA. ¡PIENSALO! EL DIA QUE VENGAN A TU MENTE PENSAMIENTOS DE QUE NADA VALE LA PENA, PIENSA EN QUE JESUS NUNCA SE RINDIO POR TI, PORQUE PARA EL SI TU VALES LA PENA, ASI QUE PUES DIOS PARA NOSOTROS NO DEBE VALER LA PENA SINO VALER NUESTRA VIDA... SIGUE PONIENDO TU VIDA EN MANOS DE EL Y SIGUE CAMINANDO EN FE, ¡VALE LA PENA, PORQUE ESTE CAMINAR LO CAMINAMOS POR AMOR AL QUE NUNCA SE RINDIO POR NOSOTROS! 

Felicidad


Existen momentos en la vida en donde sentimos que no hay felicidad dentro de nuestro ser, que todos los caminos conducen a la tristeza, a la soledad o al vacío interior. Sepa que no es así, cuando todos tus caminos conduzcan a la amargura, hay UNO que te conduce a la felicidad verdadera.

Si miras en la dirección correcta y te enfocas en esa ruta verás un rótulo gigante que te indica:
"Felicidad" --->
Ese camino es el único camino para llegar a la felicidad plena y eterna. Enfócate en esa dirección recuerda que tu Norte es Dios, TU CAMINO ES JESUS y tu brújula es el Espíritu Santo. No te pierdas por caminos erróneos. Tu felicidad eterna espera por ti, tan solo enfócate en ese rótulo que dice:
"Felicidad-----> YO SOY EL CAMINO A ELLA, JESUS"
¡DIOS LES BENDIGA!

Eres importante



Ten algo muy presente en el día de hoy: ¡ERES IMPORTANTE PARA DIOS! Si Dios no hubiese creído que fueses importante no hubiese enviado a Su único Hijo en sacrificio para que cargara con tu pecado en la cruz del calvario y hoy pudieses tener la oportunidad de por gracia ser salvo y obtener como obsequio la VIDA ETERNA. Para Dios eres un ser importante, con amor te creó, con amor te hizo a Su imagen y semejanza, le dio forma a tu cuerpo como un escultor y con mucha atención a tus necesidades hizo un Universo y un Planeta Tierra con animales y naturaleza; un entorno entero para que pudieses habitar en el. De toda la creación de Dios eres el ser más importante y el desea que sepas que el te ama, que el te aprecia, que el te quiere demasiado, que eres Su hijo(a) preciado(a) y que está tocando a las puertas de tu alma para que si lo dejas entrar depositar en tu corazón amor y bendiciones. Simplemente, hoy ten la certeza de que para Dios eres importante y que el desea amarte y bendecir tu vida a cada instante.

 ACEPTA ESE SACRIFICIO QUE HIZO POR TI, CREE EN SU PALABRA, CONFIA EN SUS PROMESAS, TEN FE Y CAMINA EN SU VOLUNTAD Y VERAS LA MANO DE DIOS BENDECIRTE DE MANERA ESPECIAL PORQUE ERES IMPORTANTE PARA DIOS.

Escalones al cielo



Entonces fuí cruzando escalones, escalones que con esfuerzo me hacían llegar más a la meta anhelada. No fue fácil subir por ellos, en ocasiones las piernas flaqueaban, en muchos de ellos me tuve que detener y pedir en cuclillas nuevas fuerzas para seguir adelante. Pero algo me hacía continuar y era el deseo de llegar a la meta. Fueron tantas las cosas que dejé atrás desde que decidí caminar por TU camino, tantas... pero ninguna de ellas juntas vale lo que vales TU. Eso es algo que me servía de fuerza motora para seguir. Cuando ya casi me vencía por el cansancio observaba TU resplandor que de lejos me invitaba a seguir, eran los rayos de TU luz imponente los que me alumbraban el camino y así seguía, caminando y apoyándome en esa fe inagotable y en esas ansias incontrolables de verte pronto. Estoy tan cerca a la meta, que siento que ya no tengo escalones que pisar, ya pronto he de levitar en las alturas observando TU hermosa presencia...

Mente vs. corazón



No dejes que tu mente engañé a tu corazón y no permitas que tu corazón engañe a tu mente.Solo escucha la voz de Dios atentamente y déjate guiar por El.Tristezas son las que acompañan el alma de una persona que no reconoce la voz de Dios.Mi corazón habla y mi mente habla,pero a la única voz que obedece y debe obedecer es a la de Dios y de esa manera de seguro veremos los frutos de esa obediencia.

Fe


Faith=Fe
Si tan sólo pudieramos creer, si tan sólo pudieramos simplemente cerrar los ojos y descansar plenamente. Arroparnos con un manto de confianza. Simplemente ser sin preocuparnos, caminar sin pensar en las piedras de tropiezo; y vivir con la certeza de que esa fe que tenemos por más pequeña que sea puede desatar grandes cosas para nuestra vida. Si pudieramos entender que quien nos sostiene en Sus manos es quien mismo creo este Universo entero. Si pudieramos comprender que de tan solo un suspiro El puede desatar bendiciones a granel. Si pudieramos descansar sin dudas en las promesas que El como Padre nos otorga en Su palabra. ¡Cuán felices seríamos si pudieramos tener una pizca de fe!

Lo subliminal que nos ata


"Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.” (2nda Corintios 11:14)

Estamos viviendo en unos tiempos en donde muchos ignoramos ciertas cosas que de ser ignoradas pueden ser perjudiciales para nuestra vida espiritual. Ciertamente, olvidamos que el enemigo de las almas tiene una labor incesante y que está por el mundo buscando a quien matar, engañar y robar, siendo llamado el “dios del mundo” (2nda Corintios 4:4). Esto que el enemigo hace, esos ataques o dardos de fuego son lanzados de diversas direcciones. Muchas personas no perciben estos ataques que son efectuados con la mera intención de desviar nuestra mirada o enfoque en Dios y de hacernos resbalar. Son estrategias malignas y que resultan en muchos casos cuando no estamos con la mirada puesta en la roca incorruptible e inmovible que es Cristo.

A través de los años hemos visto como el enemigo busca maneras disimuladas para adentrarse a nuestra mente. El usa lo subliminal, se disfraza de ángel de luz como bien dice la palabra de Dios. Muchas de las cosas que para nuestra vista y oídos parecen inofensivas, están cargadas de estos mensajes subliminales del enemigo. No es algo que sea muy obvio a simple vista, pero cuando buscamos los orígenes o los propósitos reales de eso que vemos, quedamos sorprendidos y muchas veces defraudados.

Hemos visto que los medios cada vez más acaparan las masas y miles de personas diariamente tienen contacto con ellos. Los medios como: la tv, la radio, los periódicos y el internet son vistos por millones de personas, pero, ¿qué se esconde detrás de estos medios?, ¿qué moviliza a estos medios a querer actuar de una manera controladora o manipulativa? Vemos como la tv, está llena de programas y de anuncios con mensajes de doble sentido y de dudosa moralidad, escuchamos en la radio programación en donde se expresan temas que no son aptos para los oídos de nuestros niños y mucho menos aptos para nosotros (aún así son los de mayor audiencia), vemos a diario periódicos bañados de sensacionalismo amarillista y cargados de morbo, porque esto vende. Entonces, ¿qué moviliza a estos medios? . La realidad es esta, y es la codicia, el deseo de obtener beneficios o ganancias al tratar de controlar o bombardearnos con mensajes escondidos.

Sepan esto, y es que lo primero que enseñan en las clases de comunicaciones y mercadeo es a usar la sicología para acaparar sectores e identificar a los consumidores (esto es tú y yo). Constantemente, las corporaciones están contratando sicólogos, sociólogos y expertos en mercadeo y relaciones públicas, para analizar el mercado o posibles nuevos mercados. A base de estos estudios es que ellos hacen y realizan sus campañas y vemos que cada día más, estas van llenas de mensajes subliminales y ocultos que apelan a mucho más que a comprar el producto que se vende sino que apelan a otras áreas morales; apelan hasta a la sexualidad en desmedida y a una conducta antimoral. ¿Qué sucede cuando los que están a cargo de estas corporaciones no tienen una base cristiana y moral? Lamentablemente, vemos como el enemigo utiliza ampliamente estos sectores y medios para llenar nuestra mente de tal vez, estos mensajes que nadie ve como negativos a menos que analicemos con profundidad o pidamos discernimiento de Dios.

La música es otro elemento muy bien utilizado por el enemigo para repetitivamente llenarnos la mente de pensamientos negativos o pensamientos poco morales. Tengamos esto bien claro, si Dios se mueve en la alabanza y en la música con mensaje edificante, ¿qué se mueve cuando la música no es de Dios o no es de edificación? Realmente, lo que se movería en ese entorno no sería de Dios. El enemigo antes de ser quien es ahora, era un querubín, fue creado un ángel protector y también tenía el talento y la responsabilidad de ser el músico principal en la gran corte celestial. Se dice del enemigo en las escrituras que él era por decir así un "ángel musical" pues de él brotaba la música, en esencia él era un instrumento y esa música que el ejecutaba nacía con excelencia de él y era hermosa para Dios. Tal vez por esto, se llenó de soberbia queriendo recibir gloria, honra y honor al tratar de igualarse a Dios; y esa soberbia, lo llevó a cometer una rebeldía en contra de Dios; recibiendo como paga el destierro del cielo. Pero, ahora anda por el mundo y si bien conoce la música, sabe el poder que tiene está en el ámbito espiritual. Así que no está demás decir, que tenemos que estar vigilantes y apercibidos de lo que entra no sólo por nuestros ojos sino también por nuestros oídos.

¿A quién le servimos con lo que vemos y escuchamos? ¿Qué mensaje recibimos a través de los temas que vemos o escuchamos? ¿Son de edificación a nuestra alma o tienen un mensaje cargado de negatividad? Lo que vemos o escuchamos repetitivamente se queda grabado en nuestro subconsciente y tiene repercusiones grandes sobre nuestro ser. Tengamos en cuenta que la primordial batalla del enemigo la tiene en nuestra mente. Es ahí donde él logra entrar con mayor facilidad y es donde empieza a llenarnos de pensamientos negativos y de tentaciones. Muchas veces, creemos que son pensamientos nuestros y la realidad es que son puestos en nuestra mente por el mismo enemigo para que al hacerlos nuestros pensamientos y a darlos por ciertos perdemos terreno en nuestra fe y se le hace mucho más fácil atacarnos en otras áreas. Recordemos, que el usa la mentira para envolvernos, decimos en la mente: “eso no es nada malo”, “nadie se enterará”, “sólo será por esta vez”, “esas son exageraciones puedo hacerlo si soy libre”, y muchas otras cosas más que vienen a la mente acompañadas de la tentación, sepa que en esa hora está siendo bombardeado por el enemigo y es momento de caer en cuenta de quién le está atacando y activar su fe como escudo y usar la palabra de Dios como espada para combatir ese ataque mental.

Les exhorto a que evalúen en su hogar, ¿qué cosas está dejando entrar al mismo que pueden de alguna manera llevar un mensaje subliminal erróneo, anti moral a la mente en el que pueda afectar a los suyos y hasta a usted mismo? De hecho, hace poco tuve que echar a la basura una figura decorativa de mi hogar. La razón de esto, es que descubrí a través de un documental que esta figura no era tan decorativa era procedente de África y era utilizada en rituales y ceremonias paganas en una tribu en la que se daba una niña para que fuera violada por todos los hombres de esa tribu. Demás, está decirle, mi sorpresa y mi disgusto al conocer la verdad detrás de esa decoración. Así hay muchas cosas en nuestro hogar que a simple vista parecen inofensivas pero cuando rebuscamos su origen vemos que es algo que no procede de Dios ni es usado como Dios pensaría fuera correcto. Así vemos con ciertas vestimentas, amuletos, accesorios, adornos, que tienen significados dentro del ocultismo o de celebraciones paganas y los tenemos en nuestros hogares de adorno. ¿A quién estamos evocando con este tipo de cosas? Ciertamente, no es a Dios. Hay muchas cosas que tal vez por falta de conocimiento ignoramos y de alguna manera u otra el enemigo aprovecha para usarlas y atarnos más a sus artimañas. No seamos “marionetas” del enemigo, despertemos del letargo y del sueño y abramos nuestros ojos espirituales, pidiendo siempre discernimiento de Dios para diferenciar lo que es correcto a lo que no es correcto. Recordemos que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales” (Efesios 6:12)

Seamos proactivos y no seamos reactivos. Ya conociendo cuales son las artimañas del enemigo, seamos vigilantes y cautelosos ante este. No con temor a él porque quien está con nosotros es más poderoso que ese ser (1era Juan 4:4), pero teniendo en cuenta que sus ataques son reales y que con la oración (comunicación con Dios), el ayuno (entrar en un tiempo de comunión plena con Dios sometiendo la carne al espíritu), la lectura de la Biblia (conocer y educarse sobre la palabra de Dios que es viva y eficaz en todo tiempo), así como congregarse con otros hermanos en la iglesia (para obtener el pan de vida que es la Palabra de Dios); podemos combatir estos ataques de manera pro activa y conocerle de lejos antes que se acerque a nuestra morada. Resistamos al enemigo sometiéndonos a Dios y acobijándonos fielmente en El y en Su poder. (Santiago 4:7)

No dejes que tu fe sea masacrada




El enemigo tiene un sentido bien definido del olfato,el percibe cuando tu fe está tambaleando y usa la duda para atacarte la mente. El es león rugiente que devora su presa con los ataques mentales. Luego vendrán las hienas espirituales a comer los remanentes de tu fe. Vigilantes ante esto, oremos para que sea Dios sosteniéndonos y podamos ser valientes para atacar al enemigo y para resistir sus ataques. "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo." -1 Pedro 5:8-9


El campo de batalla del enemigo es tu mente. El se adentra a tu mente con pensamientos negativos, pensamientos que si los haces tuyos se convierten en declaraciones o afirmaciones. Cuando declaras por tu boca palabra negativa y la aceptas como tu verdad esta es desatada a tu vida, pues la boca como instrumento tiene poder para atar y desatar. "Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos: todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos." - Mateo 16:19 . Dios desea que tu mente no esté contaminada con este tipo de pensamientos y que no los hagas tuyos."Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad."- Filipenses 4:8


Ya cuando tu fe es socabada, el enemigo utiliza a las "hienas espirituales" (Una hiena es un animal que si no encuentra carroña(animal muerto), mata y come animales indefensos. Es muy cobarde - solo caza en manada y la presencia de un solo perro pastor con un rebaño de ovejas es capaz de hacer huir a toda una manada de hienas. Sale a buscar comida por la noche.) para acabar de matar esa fe. Si te das cuenta el enemigo busca al que este débil para atacar más fácilmente, luego de atacarte y derribarte y dejar tu fe casi moribunda; vendrán aquellos que él utilizará para no dejarte levantar. Estos comerán los remanentes de tu fe, tratando de hacer imposible que te levantes.


Las "hienas espirituales" son los que en vez de ayudarte a restaurar tu fe la quiebran más con sus palabras mal intencionadas. Son los que se alimentan de felicidad con tu caída, los que en vez de darte palabra de exhortación traen desánimo a tu ser. Estos no vienen de parte de Dios, son utilizados por el enemigo para dejarte derribado.


Entonces, ¿cómo levantarte de esa caída después de tan lamentable derrumbe?. Esto lo logras a través de la palabra viva y eficaz de Dios.Cuando leemos la palabra de Dios notamos que todos los hombres y siervos de El han sido atacados por el enemigo en gran manera.Pero estos reconocieron su caída ante Dios y buscaron reconciliarse de manera sincera con Dios. El nunca rechaza un corazón humillado y contrito."Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios."-Salmos 51:16-17


¿Cómo reconciliarte con Dios? A través de una oración sincera en donde reconozcas que haz flaqueado en la fe y que haz caído. Dejándole saber de todo corazón que deseas que El sea el que retome las riendas de tu vida y pelee tus batallas. Ninguna batalla es ganada si no la peleamos con Dios de escudo.Por ende, busquemos refugio en El y en sus promesas.


Si en esta hora, haz sufrido un ataque del enemigo y te sientes derribado es hora de dejar que Dios te levante. Nuestro Padre amado es uno de restauración que levanta al caído. El tiene poder para sanar, restaurar y para devolver lo que el enemigo te haya quitado. Cuando comiences denuevo a leer Palabra de Dios y a recibir Palabra de Dios tu fe aumentará y es la que te sostendrá ante cualquier ataque. "Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios."-Romanos 10:17

No permitas que el enemigo masacre tu fe. Con Dios podemos vencer cualquier prueba y ataque. Recordemos siempre que su palabra nos dice y promete: "Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables." - 1 Pedro 5:10

Declaración de fe



►Declara por fe: "No me dejo llevar por vista. La vista puede ver muchas cosas que no están saliendo bien, puede ver muchas cosas que resultan tristes para el humano en esta Tierra. Yo miro por otro prisma, ese prisma me permite ver más allá de lo que viese a simple vista, ese prisma es la fe anclada en Dios y me permite ver la luz de mi bendición más cerca de lo que mi simple vista pueda apreciar o ver."

De camino a la cruz



Fueron tantas cosas las que pensé. Los vi a todos y conocía sus almas, sabía quién me amaba y quién no. Sabía que algunos me negarían y que otros me dejarían simplemente sólo pero con Dios. Sentí dolor, mis ojos vieron como los que amé con todas las fuerzas de mi corazón, se alejaron y un simple beso de hipocrecía fue la huella que marcó mi mejilla para que me dieran como prisionero sin causa justa. Tuve compasión de aquél que me apresaba, lo miré con perdón y misericordia pero sólo hallé unos ojos llenos de odio y rencor hacía mi. Me pregunté en mi mente: ¿por qué me odias si te amo? Pero, era parte del plan que me odiara, fueron muchos los que tuvieron que rechazarme para que el plan tomara el orden Divino. Me recuerdo que oré, le pedía a mi Padre que pasara de mi esa copa amarga, pero reaccioné, fue mucho el temblor a causa del miedo, de mi frente sudaba sangre, y esto como dejándome saber toda la que iba a recorrer por mi cuerpo en algún momento. A pesar del dolor amargo que sentí, le pedí a mi Padre que fuese Su voluntad y no la mía, El conocía el plan a la perfección y yo debía por amor a todos cumplir con mi propósito. Me traicionó por tan pocas monedas, esas no iban a satisfacer nunca su alma, aún así lo perdoné por su acto. Y aquí estoy de camino a la cruz, viendo como me escupen, como se ríen de mi y recordando que en algún momento esos mismos me recibieron cuando llegué en un burrito, esos mismos eran los que me alababan y bendecían mi nombre. Tan sólo esperaban un milagro...cumplí por amor a todos ellos. Aquí voy de camino a la cruz, casi ni puedo pensar del dolor que aqueja mi piel, mis huesos quebrantados, ya no los puedo divisar bien, sólo los escucho. ¡Oh Padre, dame fuerzas para llegar, dame fuerzas para tomar esta cruz y dejarme morir! Estos clavos no duelen tanto como verlos a ustedes sonreir ante mi dolor. Estos clavos no duelen tanto que verlos a ustedes negarme. Estos clavos no duelen tanto, cuando veo toda esta carga de pecado sobre mi. ¡Oh Dios, no te siento Padre! ¿Acaso te haz ido también? ¡Qué vacío tan grande siente mi alma sin tu Presencia! ¡Ante la ausencia de Tí, prefiero la muerte, culmina esto! Está hecho, consumado está.

¡Por tí morí, por tí resucité al tercer día y por mí tú puedes vivir!

Mirada puesta en El




Con nuestra mirada puesta donde debe estar seremos guardados de tropiezos. Con nuestra mirada puesta en Dios siempre hemos de avanzar y hemos de llegar a lugares que jamás hombre pudo imaginar. Dios quiere que miremos las cosas con ojos espirituales, no carnales. Mira la vida con el enfoque en Dios y verás que todo será diferente.

¡Nos cuesta entender!



Nos cuesta entender algo sencillo, algo tan simple como es ese amor tan inmenso que proviene tan sólo de El. Nos cuesta entender que en un mundo donde a todo le ponen precio nuestro Dios se derramó en amor por nosotros pagando el precio de nuestros pecados dando un regalo sumanente valioso e inmerecido: la salvación eterna. Nos cuesta entender que El lo hizo por amor infinito a nosotros y que sólo de nosotros pide que le aceptemos con amor y le obedezcamos por amor. Nos cuesta entender que de todas las sálidas que buscamos la que está disponible a nosotros es gratuita, pero nos cuesta dar el paso porque nos cuesta entender. Entiende esto: El te ama y tan sólo desea que entiendas que debes creer en El.

¡Pero que duro se nos hace entender!

Descansa en los brazos de Tu Rey


Podemos descansar concientes de que contamos con un Padre Celestial que nos guarda de noche y de día. Porque no duerme ni descansa El que nos guarda (Salmo 121:3-4). Descansando en los brazos de tu Rey te puedes acobijar confiadamente y sentirte eternamente protegido y amado. Podemos dormir tranquilamente y despertar contentos en los brazos de nuestro Rey.


Salmos 121 ( Versión: Dios Habla Hoy)

El Señor es tu protector
 1 Al contemplar las montañas me pregunto:
    "¿De dónde vendrá mi ayuda?"
 2 Mi ayuda vendrá del Señor,
    creador del cielo y de la tierra.
 3 ¡Nunca permitirá que resbales!
    ¡Nunca se dormirá el que te cuida!
 4 No, él nunca duerme;
    nunca duerme el que cuida de Israel.
 5 El Señor es quien te cuida;
    el Señor es quien te protege,
    quien está junto a ti para ayudarte.
 6 El sol no te hará daño de día,
    ni la luna de noche.
 7 El Señor te protege de todo peligro;
    él protege tu vida.
 8 El Señor te protege en todos tus caminos,
    ahora y siempre.

¿Víctima o guerrero?



¿Eres víctima o eres guerrero(a) de luz? Dios te da las herramientas para triunfar en El. Tú escoges si seguir viviendo del temor, la pena, la preocupación y la angustia o si decides entregar todas esas cargas a Dios y dejar que El pelee por tí, si eres guerrero(a) de luz obtarás en pelear cada batalla activando tu fe en Dios. De pie ante el problema pero de rodillas ante Dios. La elección es tuya.

Cambia de espejo




Cambia de espejo, empieza a verte tal y como te ve Dios... Como el producto final de lo que serás si te dejas moldear por El. No eres lo que el Mundo ve, eres lo que Dios hará. Todo lo que Dios hace es bueno. Y toda obra comenzada será completada. Es una promesa de Dios. Mírate como El te ve...

Corre en dirección correcta


                                     
 
¿Cuántas veces Dios no nos ha llamado o hablado de alguna manera? Dios desea que tengas una vida plena y feliz. Pero muchos de nosotros nos empeñamos en correr en la dirección incorrecta. Dios desea guiar tus caminos y ser parte de tu vida, ser quien paso a paso te lleve de gloria en gloria. A veces, sentimos que nosotros sabemos cual es el camino que debemos recorrer y olvidamos que El mejor Camino y El único camino es Jesús. ¿Cuántas veces no huímos de El, de Su amor, de Su protección por el mero hecho de querer recorrer nuestros erróneos caminos? Sepan que en esta hora Dios desea que entiendas que no hay camino fuera de El, que todos los caminos fuera de El conducen a la tristeza, a la pena y el dolor. El es quien creó la felicidad, quien creó el amor, El es el amor en esencia, la felicidad en desbordamiento. ¿Cuántos caminos más erróneos debes de recorrer para darte cuenta que solo estás huyendo de Jesús, el verdadero Camino? Por más que huyas de Dios, Su amor y Su misericordia siempre te alcanzarán... Es hora de correr en la dirección correcta, es hora de llegar a los brazos del Padre, de nuestro Dios. El Camino correcto es Jesús, ¿qué esperas para llegar donde tu Padre que espera ansioso por tí? Es hora de correr con propósito.

En Su palabra hay dirección



Cuando nos rendimos ante los pies de Dios, Dios nos toma de nuestra mano y nos dirije, se convierte en nuestra guía. EL no deja que nuestros pies den pasos inciertos sino que con Su palabra nos orienta y nos encamina para que tomemos el rumbo correcto siempre. Rinde tu vida entera ante Dios y El no dejará que des pasos que puedan hacerte fracasar. De hecho, mientras más dejamos que sea Dios El que nos dirija y tome control de todo en nuestro entorno, mejor viviremos porque TODO lo que Dios hace lo hace para el bien de los que le aman. Pon tu vida en manos de El que desea dirijirte con amor. Pon tu vida en las manos de DIOS.

Desentrona a tus problemas



¡Qué tu debilidad o problema no tome el trono que le pertenece a Dios! Cuando tan sólo pensamos en lo que nos aqueja estamos entronando esto dándole importancia y engrandeciéndolo. Ningún problema hermanos y amigos puede ser más importante o más grande que Dios.Entrega esa carga a Dios y no dejes que se apodere del sitial que tan sólo a Dios le corresponde. ¡Desentrona a tus problemas!

Jesucristo: La evidencia más grande de humildad y amor



Jesucristo representa el gesto más humilde que se haya evidenciado en esta Tierra, siendo Rey se hizo hombre manso, de profesión humilde, nacido de una zona en donde no abundaba la riqueza.Su trono fue una cruz en donde lo coronaron con espinas y lo vistieron de heridas,sangre y golpes; se levantó en Su sitial con brazos extendidos de amor, aún para los que lo crucificaban, aún para mí y para tí que lo crucificamos.

Jesús: toma el timón de mi vida y calla mis tormentas




A veces se nos hace duro descansar en medio de la tormenta pero es preciso que entendamos que nuestro enfoque no puede estar en los vientos ni en las lluvias torrenciales, sino en Aquél que con tan sólo una palabra puede acallar toda tormenta. Pon tu mirada enfócada plenamente en Dios y El acallará tus tormentas; y no permitirá que el embate te haga daño.

Cruza tu mar



Dios desea que pongas tu fe en acción, que no te detengas ante la prueba sino que confiando en El des un paso de fe para sobrellevarla y alcanzar tu bendición. Hay muchas bendiciones que Dios te ofrece pero requieren de un paso de fe para alcanzarlas. Si el Pueblo de Israel no hubiese cruzado el mar dando un paso de fe... y confiando que Dios les abrió ese camino, ¿en dónde estarían ahora?


¡No, no mueras en la orilla! Es hora de cruzar tu mar; cualquiera que sea. Sientes que no hay sálida, te persigue el Faraón con su ejército entero para matarte, no ves un camino delante de tí, pero Dios escucha tu clamor profundo y divide tu mar abriendo un camino.Te detienes, tienes temor de cruzar, piensas que el mar volverá a su sitio y morirás ahogado, -"no, a lo mejor esa no es la solución"- y vuelves a titubear. Dios te ha dividido un mar entero, te dice camina y tú por miedo te detienes, andas vacilante si cruzar o no. Es hora de activar tu fe. 


Si Dios te divide un mar no es para hundirte sino para sacarte de las garras del Faraón, confía en El y cruza por fe tu mar. Es hora de no detenerte a pensar, sino que es hora de activar tu fe. Dios desea que camines por fe hoy. Hoy Dios te dice confía, camina y cruza... Es el momento.


¿Crees y en quién crees?



A veces, titubeamos cuando pensamos en nuestros problemas y decimos: "son demasiados enormes" o decimos "tal vez esto es demasiado duro y no pueda vencer" pero es en esos momentos que olvidamos en Quién creemos y en Quién contamos. Necesitamos creer con fe en Dios y recordar que al que cree TODO le es posible, no algunas cosas sino TODAS la cosas le serán posibles cuando declaramos por fe en Quién creemos. Anclate en las promesas que se encuentran en la Palabra de Dios porque El es fiel y fidedigno en cada una de esas promesas. El te dice cree en mí y TODO te será posible. Te pregunto hermano, ¿crees y en Quién crees?

Busca la mejor sálida




Cuando todo parezca estar pérdido siempre hay una sálida. Esa puerta de emergencia, está a la vista y a la mano de todo el que tiene fe. Esa sálida se llama Jesús. Cuando las circunstancias de la vida parezcan derribarte y sientes que no hay lugar a donde recurrir ni quien pueda escuchar tu clamor o necesidad es hora de llamar a Dios y clamar a El. El responde si con fe le llamas. Usa esa sálida y hallarás respuestas.

Tristeza cancelada...¡Hoy!



Dile a la tristeza en este día que está cancelada.Hay razones por las cuales sonreir más de las que tú puedas a veces percibir.Hay un mundo entero de posibilidades.Oportunidades que solo esperan que tomes la iniciativa en un acto de fe en desenvolverlas y ver que traen de obsequio.¡Dios está preparando bendiciones para... tí! ¿Te sumerges en tristezas y no las recibes o sales al encuentro a abordarlas? ¡Tú decides!

Camina por fe



Más allá de lo que ven nuestros ojos está lo que ve nuestro Dios...Y esto es una visión gloriosa de algo que El tiene guardado para los que en El creen. No camines por lo que tus ojos ven camina por fe.

Bendiciones



Las bendiciones de Dios nuevas son cada mañana. Vive sabiendo que un día nuevo es equivalente a una bendición nueva. Qué el mero hecho de abrir tus ojos es un milagro de vida,agradece a Dios este día y mantente atento;una bendición está por llegar hacia donde tí. ¿La percibirás? ¿La recibirás? Son las pequeñas cosas que muchas veces no agradecemos las que son las más grandes bendiciones.

Dios sí existe y está aquí



Son muchas las personas que creen que porque no ven a Dios a simple vista El no existe, sepan que El sí existe y es omnisciente, se encuentra presente en cada parte de este mundo, todo lo ve y todo lo escucha. El guarda a Sus hijos, a los que creen en El, los guarda como Su más apreciada creación. Dios está aquí y es tan fiel, tan real y tan infinitamente perdurable Su amor. De nosotros está, si decidir creer por fe en quien nos creo o seguir negando su existencia viviendo con vacíos que ninguna cosa material puede llenar. El vacío que el mundo no llena Dios puede llenarlo abundantemente con Su amor. El desea amarte y bendecirte. Dios está aquí... ¿Lo recibes o quieres seguir caminando sin El en tu vida?

La Biblia



La Biblia es la palabra viva y eficaz de nuestro Dios dejada como una carta para sus hijos amados. Estas palabras que Dios nos deja son un manual de vida en esta Tierra. La Biblia es el "libro de los libros". Abarca todos los temas existentes en la Tierra,el cielo y debajo de la tierra. ¿Quieres tener una vida feliz y llena? Vive con Dios en tu alma y guardando Su palabra que es la que nos sustenta siempre.

¡Refréscate!



Refréscate en el manantial de Dios, El nos da vida eterna. Cree en El.

¡Acciona tu fe hoy!



Es hora de accionar tu fe. No te detengas ante los problemas y obstáculos de la vida. El temor no debe paralizarte. Cuando venga una duda o un problema, busca de Dios en un acto de fe, que sea la oración tu armadura contra los embates. Actúa, no tan solo creas, sino que se pro-activo. Acciona tu fe y declara con tu boca las cosas que no son como si ya lo fueran. No dejes que el temor, la duda, el dolor y los problemas te vuelvan en una persona carente de fe, batalla la buena batalla con las armaduras que te da Dios, con Su palabra que está en la Biblia, con la oración, el ayuno y asistiendo a la iglesia para que escuches Palabra de Dios. No te vuelvas pasivo ante los embates de la vida activa tu fe en Dios, es en estos momentos que está siendo probada. ¿Estas usando la armadura que te ha dado El o estas de brazos caídos ante el embate?

No crees tus propios estorbos




No hay peor estorbo que el que uno mismo se coloca en el camino. Cuando decimos "no puedo" o es "imposible para mi" olvidamos las promesas de Dios para con nosotros."Si puedes creer, al que cree todo le es posible"-Marcos 9:23,"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"-Filipenses 4:13.Tal vez sea duro para tí, pero cree y ten fe, ese es el trabajo del creyente mientras Dios hace lo imposible en tí y en mí.

No se turbe tu alma



No se turbe tu alma, no se desgaste la misma en llanto y dolor. Espera en Dios, El ha de cumplir Sus promesas en tí. Fiel es quien te llamó y es en estos procesos que Su palabra te sostiene. Nunca olvides que tu Padre es más grande que toda situación que afrontes y El tiene el control de todas las cosas. Puede que llores y que te sientas dólido porque somos humanos, pero no dejes que el dolor no te deje ver y creer en las promesas de vida que tiene Dios para tí y los tuyos. Estas en un proceso en donde Dios te mostrará como del dolor puede salir una bendición inesperada. Espera en El y confía.

Reformatea tu mente



¿Cuando caes que haces para levantarte? Hay personas que pujan y pujan pero se quedan en el mismo lugar; es que se olvidan que para levantarse tiene que haber una determinación mental de hacerlo,y es esta determinación la que impulsa el cuerpo a ponerse de pie. ¿Tú mente está determinada a levantarse o prefieres seguir pujando? Dios desea que estes de pie, no caído. Es hora de reformatear esa mente y llenarla de Dios.

No estás solo


No estás solo. ¿Quién te dijo que lo estabas? ¿No ves gente a tu lado? ¿No tienes amigos que visiten tu casa? No hay ni uno que te escuche... Así piensas: "los que estaban, ya no están, se han marchado todos". La casa se te hace grande y la soledad te empequeñece. Pero, ¿quién te dijo que estabas solo? No...no lo estas. Si los que se marcharon ya dejaron huellas en tu vida, huellas para bien o para mal. Ya cumplieron su propósito, por eso ya no están. Los que no están a tu lado es porque de alguna manera u otra el camino que ellos han de recorrer no será junto a tí, pero eso no significa que estás solo. Vienen nuevas cosas a tu vida, nuevos planes, nuevas metas, nuevos rumbos que recorrer, nuevas personas que conocer, una nueva vida, si decides alzar tu rostro y dejar de pensar que estas solo.

Los momentos en que estamos con nosotros mismos, son los momentos idóneos para conocernos y conocer lo que Dios desea de nosotros. Es el momento preciso, para hablar con El y entrar en comunión con El, dejando en Sus manos todo aquello que nos atemoriza, todo aquello que nos haga sentir tristes, todo aquello que nos aqueje. Es dejando todo en las manos de El que encontramos alivio para el alma, un alivio real no pasajero.

Tal vez, ya no hay tanta gente a tu alrededor y piensas que estas solo por eso. Pero hay millones de personas en el mundo, necesitando escuchar un "Dios te bendiga" o un "Dios te ama". ¿Por qué no sales de ese entorno en donde estas y empiezas a buscar quien necesite escuchar de Dios? Alza tus ojos y pon tu mirada en El. No estas solo, tan solo empiezas una nueva etapa en donde Dios se hará más presente en tu vida. Es en estos momentos en donde Dios te permite que te enfoques más en El y El desea unirse más a ti. Es en estos momentos en que piensas que estas solo que Dios te dice: "Estoy aquí, más cerca que antes, solo date la vuelta y mira que ando aquí, esperando que te des cuenta de que YO siempre he estado contigo"


No estas solo, ¿quién te dijo eso? Si Dios está contigo y hay muchas personas que desean escuchar de que El está con ellos, se tu ese instrumento y verás que te llenarás del amor de Dios y tu alma nunca más se sentirá sola.

Trampolines de bendición


Las pruebas, las tentaciones, los problemas no derrumban. Las pruebas, tentaciones o problemas son plataformas, oportunidades y escalones. Las pruebas nos llevan a otro nivel espiritual cuando las superamos con fe, las tentaciones son oportunidades idóneas para hacer el bien y los problemas son escalones para llegar a la meta y al lugar establecido por Dios para nosotros.

¡Somos nuevas criaturas!


No somos lo que eramos, por lo tanto ese pasado queda atrás, somos lo que somos ahora, en este presente. Dios ha de seguir trabajando en nosotros hasta el final de los tiempos para que seamos justamente lo que El desea.
¡Nuevas criaturas en Cristo Jesús!

Dios se mueve en la alabanza


¡Dios siempre se mueve en medio de la alabanza y de la adoración! Es en ese momento que olvidamos todo y nos concentramos tan sólo en El y en Su amor, y ahí El se manifiestra trayendo paz a nuestra alma. No busques paz en el mundo, solo en Dios.Cuando todo parezca duro,torna tu mirada a El y alaba Su nombre. Esto es un regalo de amor y El por amor a tí ha de derramarse en destellos de paz sobre tu alma.

No estás en quiebra



Cuando uno lo pierde todo aprende uno con el tiempo a ser agradecido a Dios de lo que venga como bendición. Si sientes que haz perdido todo en el ámbito material, pon tu mirada en Dios que El ha de empezar a suplirte en las áreas espirituales donde antes no tenías nada. Y es en estas áreas de la vida donde está el verdadero valor de todo.

¡No estás en quiebra, estás ganando bendiciones en otros niveles!

¡Dios está aquí y en todo lugar!


¿Piensas que Dios no está a tu lado y que El no está presente en cada lugar? Te equivocas en pensar esto pues El es omnisciente y omnipresente.Todo lo ve,todo lo escucha y está en todas partes. Si lo conviertes en Rey de tu vida estará contigo velando por tu bien y llenando tu alma.“¿Se ocultará alguno,dice JEHOVA,en escondrijos que YO no lo vea?¿No lleno YO,dice JEHOVA,el cielo y la tierra?”-Jeremías 23:24

¡Lucha como Jacob!



Génesis 32:26
Entonces el hombre le dijo:
—¡Suéltame, que ya está por amanecer!
—¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob.


Hay bendiciones que hay que luchar por estas y no cesar de pedir y perseverar por las mismas. Hay bendiciones por las cuales tendrás que sobrepasar obstáculos, algunos obstáculos vendrán de la mano del hombre interrumpiendo el paso para que no obtengas lo que Dios desea darte. Otras cosas que parecieran obstáculos son pruebas que debemos rebasar con fe para llegar a nuestra bendición y estas pruebas son medidores de nuestra fe en Dios. ¿Cuánto deseas tu bendición? ¿Estas listo para luchar por esta? ¿Estas listo para decirle a tu Dios, Padre amado sigo perseverando y no flaqueará mi fe, no te suelto hasta que me bendigas?

Puertas cerradas y puertas abiertas



“Yo conozco tus obras. Mira, he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar, porque tienes un poco de poder, has guardado mi palabra y no has negado mi nombre.”
– Apocalipsis 3:8


En estos tiempos en que vivimos enfrentamos muchos dilemas en donde vemos que debemos saber discernir cuando es el momento indicado de continuar hacia donde Dios nos dirige y cuando es momento de detenernos y no movilizarnos. En este mundo hay tiempo para todo pero hay que saber discernir los tiempos y ver de donde provienen las cosas. Lamentablemente, como humanos que somos tal vez por terquedad, inocencia o inmadurez muchas veces nos estancamos cuando precisamente Dios nos deja saber que debemos continuar. El estancamiento ocurre cuando nos empeñamos en abrir puertas que están cerradas. Sí, nos empeñamos en abrir puertas que permanecen cerradas. Esto debe de ser familiar para muchos.


En esta vida hay puertas que Dios cierra y deben permanecer cerradas. Esas puertas a veces no entendemos por qué no abren y deseamos en nuestras fuerzas abrirlas como dé lugar. En esos momentos dejamos de escuchar a Dios y empezamos a escuchar el deseo de nosotros como humanos por abrirlas. Frases como: “Ese trabajo tiene que ser mío”, “Esa persona tiene que amarme”, “Esa persona debe volver a mi vida y hablarme”… Son muchas puertas cerradas y que nos empeñamos en abrir sin pensar que ese trabajo a lo mejor puede colocarte en una posición en donde perderás el enfoque en Dios y a lo mejor no es el ambiente propicio para ti; no pensamos que esa persona precisamente al no amarnos nos demuestra que no es la persona que Dios tiene diseñada para nosotros, y no captamos que esa persona que no nos vuelve a hablar aún nosotros no haciéndole absolutamente nada puede ser porque Dios la removió de tu vida pues no ayudará a los planes que El tiene contigo. Es ahí, que surge el estancamiento, nos aferramos a lo que deseamos, seguimos golpeando la puerta cerrada en ocasiones hasta con rabia porque demandamos que sea abierta y obviamos las que Dios abre para que prosigamos hacia donde El desea llevarnos.


Llega un momento en que Dios permite que esas puertas cerradas se abran precisamente para que descubras que hay detrás de ellas y entiendas el porqué fue que estaban cerradas desde un principio. Cuando comienza a salir todo mal, muchas veces culpamos a Dios y le cuestionamos, ¿por qué permites todo esto?, y olvidamos que antes de que eso ocurriera fue trabajoso el abrir la puerta y que fuimos nosotros que la abrimos a la fuerza y sin permiso del que tiene la verdadera llave de todas las puertas de la vida.


Ahora, quiero que te detengas por un momento y observes en el punto que estás en tu vida. ¿Qué puertas estas forzando que están cerradas ahora? ¿Qué puertas estás ignorando que están abiertas de par en par para que aproveches las mismas? Hay puertas que Dios cierra y abre con propósitos, no fuerces las que son incorrectas porque te estancarás en el tiempo que pelees por abrirlas y lo que encontrarás al otro lado no será agradable. Pasa tan sólo por las puertas que Dios te abre que lo que te espera al otro lado es una bendición segura pues las puertas que Dios abre son para darte algo bueno y las que cierra son para evitarte un mal mayor. Guarda la palabra de Dios en cada cosa que hagas y Dios se encargará de abrirte una puerta que nada ni nadie puede cerrar y de seguro en esta recibirás mucho más de lo que piensas que puedan tener esas puertas que están cerradas y deseas abrir.